http://1.bp.blogspot.com/_blABMJBbYJs/SqqwpvNKlnI/AAAAAAAAGvg/g3ZdR-U2xBo/S1600-R/blogger.png

29 de octubre de 2012

Los adolescentes y la literatura clásica

 Hoy en día parece que adolescencia y literatura clásica son dos términos que no pueden ir juntos. La lectura no es una actividad muy popular entre los jóvenes, pero no digamos ya la lectura de los clásicos.

 Se entiende que los adolescentes prefieran la literatura juvenil, romántica o de ficción, pero en cuanto le pones delante grandes clásicos como los libros de Jane Austen, de Shakespeare o incluso novelas como las de Sherlock Holmes se niegan si quiera a abrir el libro.

  Entre los autores más conocidos entre los jóvenes se encuentran, por ejemplo, JK Rowling, Suzanne Collins, Stephanie Meyer, Laura Gallego, Carlos Ruiz Zafón, etc. Todos del siglo XX para delante, ¿dónde quedaron los grandes escritores como Tolkien, Sir Arthur Conan Doyle, Agata Cristie o Gabriel García Márquez?

 Pocas ideas se me ocurren para justificar esta aversión de los adolescentes hacia los clásicos de la literatura.  Una de las razones principales puede ser la mala calidad de las ediciones antiguas en la que solemos encontrar estos libros, que puedes convertir una buena lectura en una actividad tediosa y lenta. ¿La solución? Comprar ediciones reeditadas de estos libros, así de simple.

  Además de la poca publicidad que se les da a estos libros entre los jóvenes, también está su rechazo a todo lo que tenga ciertos años o pertenezca a otros tiempos. Buscan libros que reflejen su mundo, sus inquietudes, una sociedad en la que se encuentren familiarizados, y esto es algo que no encontrarán en libros del siglo XVIII. No solo el contexto histórico-social es diferente, también lo es el lenguaje empleado en estas novelas, lo cual puede ser otra causa de por qué no agradan entre los adolescentes, ya que a veces requiere esfuerzo entender los escritos de otras épocas.

 La última razón que se me ocurre es que los pocos clásicos con los que se familiarizan son los que les obligan a leer en clase, y, seamos realistas, leer un libro que te han impuesto nunca es tan agradable como leer uno que tú mismo has elegido. Aunque yo, tan peculiar como soy, siempre me han gustado los libros que me mandaban en clase, como por ejemplo Trafalgar, la Celestina...

 Y es por todo esto que me siento muy diferente al resto de los adolescentes cuando afirmo que siempre me ha gustado leer clásicos. Personalmente, no cambiaría una lectura de El Señor de los Anillos, Sherlock Holmes, Orgullo y Prejuicio, Cien Años de Soledad, Drácula, Sentido y Sensibilidad y muchos otros por nada del mundo.

¿Por qué crees que la literatura clásica no es popular entre los jóvenes? ¿Qué opinas de los clásicos de la literatura?


7 comentarios:

  1. Tienes mucha razón. Yo tengo 15 años, y aunque no me disgusta la literatura clásica, si tengo que elegir entre un libro clásico y un contemporáneo me quedo con el segundo. De hecho, he leído poquisímos libros clásicos, como Cumbres borrascosas o el Lazarillo de Tormes. Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Cumbres Borrascosas... Una historia de amor mejor que la de Crepúsculo ¡jajaja!(Una ya vieja broma de Internet) Muerte en Venecia, Lolita, El guardián entre el centeno, Demian,...: hay jóvenes conflictivos y más arrebatados (y arrebatadores) en la literatura añeja ¿no es verdad?

    ResponderEliminar
  3. Amo Cumbres Borrascosas, también me encanta Historia de dos ciudades y ahora, ¡a por Anna Karenina! 16 años...

    ResponderEliminar
  4. Claudia Gastelumendi24 de junio de 2013, 2:41

    Empezé leyendo Frankeinstein el año pasado... ahora a mis 13 años leí MI PLANTA DE LIMA NARANJA, con ese libro lloré como nunca lo había hecho. Si son personas muy sensibles con el tema de la familia, la infancia y la pobreza se los recomiendos. Este libro escrito por Jose Mauro de Vasconcelos es una magnífica obra que relata la vida del pobre Zezé!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que si quieren disfrutar de literatura de calidad, deben comenzar por esos cuentos cortos clásicos. Son una simbiosis perfecta entre calidad y brevedad. Luego, cuando le agarren el gusto, pasar a novelas cortas y seguir aumentando la extensión hasta aquellas cuyo placer se descubre a largo plazo. Lo digo porque solo los cuentos pueden mostrar una intensidad tan apetecible como para que no hayan excusas para su disfrute. Algunos autores referenciales del genero podrían ser: Cortazar, Borges, Poe, Maupassant, Quiroga, Kafka, Wilde, y un largo etcétera.

    ResponderEliminar
  6. Hola, espero que estés bien. Me gustaría saber por qué no seguiste con este blog... Me gustaría hablar contigo porque lo que hablas en este post se relaciona con lo que estoy haciendo para mi tesis de pregrado. Te lo agradecería mucho.

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo 17 y amo los clásicos. De hecho lo que me resulta molesto es leer libros juveniles; esta literatura nueva me parece vacía y mal lograda cuando la comparo con un buen clásico. Hace una semana termine "los miserables" de Victor Hugo y luego trate de leer algo juvenil y no pude. Me tienen simplemente fascinada los autores clásicos; Conan Doyle, Poe, Austen, las Bronte, Dickens, Verne, Garcia Marquez, Rodolfo Walsh (que si bien no es tan antiguo ni clásico es un gran escritor).
    En fin, me parece que meter todos los jóvenes en la misma bolsa es generalizas, y las generalizaciones siempre dejan a algunos fuera.

    ResponderEliminar